Brugge / Brujas / Bruges

 

La verdad es que nunca he pasado una noche en Brujas, pero en el poco más de un año que llevo viviendo en Bélgica he ido 7 veces así que si puedo decir que he estado unos días en…

Patrimonio mundial, Unesco, Brujas es una ciudad de estilo medieval que junto con sus numerosos canales ha logrado el apelativo de: La Venecia del Norte.

No se cómo habrá sido visitar esta ciudad hace unos 50 años atrás, porque ahora es altamente turística y aunque conserva muy bien su patrimonio es difícil entrar en “ambiente” rodeado de grupos de turistas venidos de todas partes del mundo. Al mismo tiempo no me puedo realmente quejar de estas personas ya que yo estoy  haciendo lo mismo que ellas.

Lo que me gusta hacer cuando voy allí, es caminar por los callejones, tratando de “escaparme”, buscar los canales solitarios y sus casas antiguas llenas de flores. E imaginarme una ciudad un poco más tranquila, casi como adormecida.

La historia de la ciudad está en cada casa, en cada pared, en cada esquina, siempre hay algún detalle que sale de lo ordinario, y otra bonita manera de visitar la ciudad y verla desde otra perspectiva es haciendo uno de los tours en barcos que ofrecen.

Por supuesto que como todo lugar está la plaza central, Grote Martk, la catedral St Salvator, pero la plaza donde se encuentra la alcaldía también vale la pena, no solo porque el edificio pintando en blanco con adornos dorados es muy bonito, pero allí también se encuentra La Basílica de la Sangre Santa, de estilo romano, ricamente decorada con vitrales y retablos, y donde se encuentra conservada la reliquia de la Santa Sangre, que fue traída durante la segunda cruzada, se encuentra aquí desde el año 1150.

La basílica fue luego remodelada en diferentes ocasiones y por eso la fachada guarda une estilo tanto gótico como renacentista.

También se puede visitar el Beguina, donde solían vivir mujeres solteras o viudas, en una especie de pequeña ciudad dentro de la ciudad.

Después de tanto caminar y de navegar por los canales, porque no aprovechar que estamos en el país de las cervezas, y en Brujas hay muchas pequeñas cervecerías lo que es perfecto para relajarse.

Y antes de irse no hay que olvidar que también estamos en e país de los chocolates, y aquí no hacen falta las chocolaterías, vale la pena ir a curiosear porque algunos escaparates son verdaderas obras de arte y definitivamente es casi imposible no dejarse caer en la tentación de comprar una bolsitas de naranjas confitadas cubiertas de chocolate para el camino.

Bienvenus à la Venise du Nord !

Encerclée de canaux et directement connectée à la mer, Bruges est sans conteste l’une des plus belles villes de Flandres. Son histoire remonte au Moyen-âge, et a depuis lors toujours été une place forte dédiée aux échanges avec l’extérieur. Grâce à sa stature internationale, Bruges a su se développer rapidement et a vu son pourtour se ceindre de défenses, de portes et de tourelles.

Aujourd’hui capitale de la Flandre Occidentale, Bruges a conservé son statut de ville historique et s’est vue classée pour partie classer au patrimoine mondial. Chose tout à fait compréhensible, au vu de sa richesse architecturale, historique et touristique.

En effet, que ce soit à pied, en bateau ou en calèche, il y a mille manières de découvrir la ville et il n’y a pas de meilleure option… Ceci dit, pour qui aime déambuler (malgré les milliers de touristes) ; la Grote Markt, le Beffroi, le Vismarkt ou encore la Heilig Bloed Basilik sont bien évidemment des classiques à ne pas louper. Mais s’échapper du flot des touristes et s’engouffrer dans les ruelles, et trouver une micro-brasserie, est une expérience unique en son genre ! Découvrir les merveilles que nous offre la ville en bateau est aussi quelque chose d’unique et qui permet d’apprécier le Béguinage ou les canaux sous un nouvel angle. Parmi les nombreuses églises que compte la ville, il y en a une accolée au bord d’un canal, dissimulant de pont des amoureux et dont le presbytère dissimule les deux plus petites fenêtres de la ville, permettant l’espionnage des bateaux arrivants par le sud.

Au-delà de l’architecture, c’est l’Histoire avec un grand H qui est omniprésente à Bruges. Que ce soit le sang du Christ précieusement conservé dans la basilique ou le beffroi permettant d’observer les convois arrivant de toutes parts ; Bruges a sans conteste une longue histoire à raconter et beaucoup de surprises à dévoiler.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s